jueves, 4 de junio de 2020

Marozzo Targa cuero





Tenía pendiente realizar este tipo de targa, que intuía, y así ha sido, lleva bastante más tiempo de ejecución del que parece a priori. Con esta situación de confinamiento que hemos estado viviendo, me decidí a acometerla. Y con este cerrar la serie de la tipología IId propuesta por Herbert Schmidt.

Estamos posiblemente ante la última evolución del broquel antes de que desapareciera, de hecho es interesante apreciar como en este tipo de targas, realizadas con la combinación de piel, cuero, madera y lienzos, ya la parte estética toma un papel relevante frente a la resistencia.

Una vez la tienes en la mano, es francamente ligera (775 grms) y de gran prestancia. La evolución de este tipo de broqueles sigue a la de la espada, que pasaría a ser complemento junto a la vestimenta que no debía deslucir. Incluso su uso sería más bien ocasional, por ejemplo para el uso frecuente que le damos en una sala, no envejecería precisamente muy bien versus una de acero. Posiblemente en la vida real por el contexto de la época ya sucediera así, su uso sería civil y fortuito, más que militar.

En este caso he usado solo cuero de gran grosor, en los referentes históricos hay combinaciones con láminas madera o múltiples capas de cuero. Adjunto algunas referencias históricas que he usado de inspiración y partes del porceso de fabricación.